Nueva visión sobre el patrimonio historico

A partir de la nueva política de la actual gestión y con la creación dentro del Organigrama Municipal de la Dirección de Patrimonio Histórico y Ambiental, se ha abierto una nueva etapa en la visión del patrimonio histórico.  Visión no solo en el ámbito administrativo sino también en el ámbito privado, es como que la población, la comunidad ha tomado conciencia de lo importante que es rescatar el patrimonio arquitectónico, urbano, cultural, producto del accionar conjunto de nuestro hombre y la naturaleza; la toma de conciencia será por visualizar que cada día es mayor la destrucción de edificios de valor, bajo la picota y que le está llevando parte de la memoria colectiva, de nuestro pasado, su conciencia , su identidad.  Le está quitando el recuerdo de la calle, con su impronta, su paisaje urbano tan particular, de diversos orígenes criollos y europeos.

Se ha demolido el 80 % de la ciudad del 1900, pero todavía nos quedan más de 60 edificios públicos o semi públicos de alto valor patrimonial como también más de 150 edificios privados, por lo general viviendas con valor individual o formando conjuntos arquitectónicos – ambientales.

Las actuales calle Rivadavia y San Martin en las cuadras del 500 y 600 contaban con magníficos edificios, ya demolidos (viviendas de las personalidades más importantes de la época), Que obra de arquitectura importante las reemplazo?. …nada, todo fue por imponer una actividad comercial de poca relevancia, que bien podría desarrollarse en aquellas construcciones refuncionalizadas.

También se demolieron grandes obras de arquitectura con alto valor histórico como el Mercado Central, donde luego fue el Paseo del Padre, la antigua Estación de Trenes, donde luego fue el Rectorado de la UNSL, el Teatro-Club Social, donde se instalo un supermercado, el Campanario del Antiguo Templo de Sto Domingo, cantidad de viviendas por calle colon y otras.

Felizmente se está tomando conciencia del valor de la preservación, varias obras se realizan en la ciudad, como refuncionalizacion para la actividad comercial del Palacio Mollo en Rivadavia 930, la restauración de fachadas del Juzgado Federal y cambio de función del Ex Correo-Bas XXI en calles San Martin y Belgrano, la preservación y puesta en valor de Villa Hortensia en el Puente Blanco, la vivienda de calle 9 de Julio 745 (Ojeda Busto), y hoy la vivienda en Belgrano y Mitre (flia Friori), entre otras.

El Patrimonio Histórico-Cultural representa lo que tenemos derecho a heredar de nuestros predecesores y nuestra obligación de conservarlo a su vez para las generaciones futuras.

Arq. Ricardo Menéndez Beneitone
Director de Patrimonio Histórico y Ambiental